En 1987 Juan-Miguel Villar Mir adquiría por una sola peseta la constructora Obrascón. Seguro que entonces nadie se atrevería a decir que sería capaz de construir todo un imperio a nivel internacional que abarcaría sectores tan diversos como el inmobiliario, la electrometalurgia, la fabricación de fertilizantes o la construcción.

Todo ello, acompañado del espíritu emprendedor del empresario, le hizo desarrollar la capacidad de adquirir múltiples empresas que terminó por revitalizar. Eso sí, el crecimiento de la compañía no ha hecho que el grupo pierda sus señas de identidad, mantenidas desde su fundación: empresa familiar e independiente.

Ahora, con presencia permanente en 37 países diseminados a través de los cinco continentes, el grupo conserva su compromiso con la ciudad de Madrid, cristalizado en su labor de conservación del Patrimonio arquitectónico y de Buenas Prácticas:

Patrimonio arquitectónico y artístico del grupo Villar Mir-OHL

La labor de conservación de patrimonio del grupo, aúna tradición y modernidad:

  • Centro Canalejas Madrid: Representa la tradición, materializada en un proyecto de rehabilitación y revitalización de un conjunto de inmuebles con un valor artístico e histórico incalculable. Contará con un hotel de lujo de 215 habitaciones, 16.000 m2 de galería comercial, y 30 residencias con servicio. Todo ello, unido a la creación de múltiples puestos de trabajo, la generación de atractivo para nuestra ciudad y creación de riqueza.
  • Torre Espacio: Simboliza la modernidad, constituyéndose como una de las Cuatro Torres situadas al norte del Paseo de la Castellana, y que ahora se conocen como la representación del Madrid más moderno y cosmopolita. Es un claro ejemplo de la arquitectura más contemporánea, y responsable con el medio ambiente, puesto que está estructurado para fomentar la eficiencia energética.

Además, la labor en materia de Buenas Prácticas Empresariales del grupo tiene un papel fundamental.

Buenas Prácticas Empresariales para la Proyección Internacional de Madrid

La principal actuación del Grupo en materia de Buenas Prácticas Empresariales hacia nuestra ciudad, está principalmente relacionada con el ya mencionado proyecto del Centro Canalejas Madrid.

Hablamos de revitalizar una gran superficie del centro histórico de Madrid; Convertir varios edificios de oficinas obsoletos, protegiendo el patrimono histórico, en un gran espacio que albergará un hotel, el primero en España de una prestigiosa cadena, residencias de alto nivel, 16.000 metros cuadrados de zona comercial y gastronómica, aparcamiento, etc.

Todo ello, reformando toda la estructura interna del edificio, y con el trabajo, preferentemente, de profesionales y gestores locales.