La cadena hotelera NH Hotel Group, miembro del Foro de Empresas por Madrid,  ha cerrado un acuerdo con la compañía No-luggage para que los clientes que se alojen en cuatro de sus hoteles NH Collection en Madrid y Barcelona, dispongan de un servicio de recogida de equipajes, que se ha puesto en marcha a partir de este martes, 12 de julio.

Los establecimientos NH Colletion, la marca de gama alta del grupo hotelero, que se beneficiarán de este servicio desde mañana en Madrid son el NH Collection Eurobuilding, el NH Collection Palacio de Tepa, el NH Collection Paseo del Prado. Posteriormente, está previsto que se extienda al resto de los hoteles de la cadena en España.

No-luggage se encargará de recoger el equipaje en el aeropuerto o estación de AVE y llevarlo al alojamiento de destino para recogerlo de nuevo para viaje de regreso.

El objetivo de este servicio, que tiene un precio de 16 euros para dos maletas y del que no se cobra cargo por el pago con tarjeta, es que los clientes de la cadena hotelera aprovechen al máximo la estancia en el destino durante sus vacaciones.

“Implantar servicios como este en nuestros hoteles no solo mejora la experiencia, también subraya nuestra preocupación por garantizar el mejor servicio, prestando atención a detalles como el equipaje y superando las expectativas de nuestros clientes”, ha subrayado el director general de la cadena, Hugo Rovira.

Desde NH y No-Luggage destacan que se potencia además el uso del transporte público, sobre todo con origen o destino hacia el aeropuerto, en detrimento del transporte privado porque “no hay que cargar con el equipaje”.

Servicio seguro

El fundador de No-luggage, Alex Payà, ha señalado que este servicio es “muy eficaz” porque los empleados siguen un protocolo para garantizar los “más altos estándares de calidad y puntualidad” y es “muy seguro” porque usan bridas “irremplazables” en el equipaje firmadas por el cliente.

El mismo sistema que usan los bancos para registrar las bolsas de dinero que son transportadas, ha ejemplificado Payà. Además, ha recordado que la empresa ofrece un seguro de hasta 3.000 euros por equipaje y que en los diez meses que ha operado en Barcelona no ha registrado ni una incidencia.