Desde la fundación, en 1972 de iHeartMedia, una emisora de radio de San Antonio (EE.UU.), el grupo ha ido explorando otro tipo de áreas de negocio, entrando en la televisión o la publicidad exterior en 45 países.

Precisamente la publicidad exterior es responsabilidad de Clear Channel Outdoor, que a fecha de hoy cuenta con casi un millón de soportes publicitarios ubicados en decenas de países a lo largo del mundo.

Washington, Londres, Sidney, Roma o Rio de Janeiro son zonas de operación del grupo. Uno de sus enclaves más importantes está en Madrid. Clear Channel España nació en el 2002, y, mediante la oferta de soluciones originales de comunicación a los anunciantes, y el interés en aportar un valor añadido a los ciudadanos, ha conseguido crecer de una forma vertiginosa.

Durante todo el tiempo en el que Clear Channel ha conseguido expandir su negocio por España, la corporación ha cumplido también una importante labor en cuanto a la conservación de nuestro patrimonio se refiere.

Patrimonio arquitectónico y artístico de Clear Channel

En el ámbito de actuación de Clear Channel se ha contribuido con una fuerte apuesta por la innovación. Ha conseguido convertirse, en poco tiempo, en una de las grandes impulsoras del arte contemporáneo.

Ese compromiso ha quedado patente, por ejemplo, con la huella que dejó José Manuel Ciria, figura clave del arte plástico internacional del siglo XX, con un marcado sello español, en una valla publicitaria de la compañía, mostrando una composición única en un soporte de la escena urbana convencional.

Junto a dicha innovación, Clear Channel también realiza una labor de mecenazgo destacable. Este esfuerzo queda patente en las becas de apoyo a artistas plásticos y diseñadores gráficos emergentes que otorga anualmente.

A parte del compromiso con el arte de Clear Channel, la compañía también se ha mostrado interesada en la innovación y en crear siempre un valor añadido para el ciudadano, algo que queda patente en sus “Buenas Prácticas”.

 

Buenas Prácticas empresariales de Clear Channel

Clear Channel ha sabido hacer un  buen uso de las nuevas tecnologías, y por ello ha desarrollado Connect: la primera plataforma global de publicidad exterior para la interacción con móviles.

Connect ofrece una herramienta que aporta valor añadido tanto a anunciantes como a ciudadanos. La idea es muy sencilla: se instala en cada soporte publicitario un “Tag” o etiqueta permanente, que se situa a la derecha, en el marco de los soportes publicitarios. Se compone de un código Bidi y de un chip NFC. El usuario, con solo acercar su smartphone, podrá acceder a un entorno web segmentado en función del anunciante y del emplazamiento del soporte.

Con 4.500 soportes en España (1.600 en Madrid), se crea de esta forma una importante red de puntos NFC, que está destacando, gracias a la compañía, a nivel mundial (con acceso a más de 175 millones de ciudadanos al mes en más de 25 países.

Toda una apuesta por la inmediatez y la segmentación de públicos, que permite a la compañía anunciante aumentar la efectividad de sus mensajes.