Cuando a mediados del siglo XIX Casimiro Mahou llegó a la Villa y Corte de Madrid, nada hacía presagiar que su sueño de abrir una cervecera con los mejores productos se convertiría, siglo y medio después, en la compañía española de bebidas más internacional e icónica del país.

Una fábrica de barnices, tintes y pintura; la innovación en la tecnología de refrigeración industrial hasta entonces desconocida; y el empeño de siete generaciones, permitieron cumplir finalmente con creces el sueño de Casimiro de poder ofrecer a sus vecinos la mejor cerveza y crear uno de los símbolos distintivos de Madrid: la mejor caña.

Lo que fuera una pequeña fábrica inaugurada en la madrileña calle Amaniel en 1890 se ha convertido en una compañía que dispone de nueve centros de elaboración de cerveza – ocho en España y uno en India, tres manantiales de agua con sus plantas de envasado y un equipo de más 2.700 profesionales que elabora más del 75% de la cerveza española que se consume en el mundo.

Su evolución en los últimos años le ha permitido un crecimiento constante. En el año 2000, Mahou adquiere San Miguel. En 2004, incorpora la marca canaria Reina y, en 2007, Cervezas Alhambra. Además, ha diversificado su negocio con la compra en 2011 de Solán de Cabras. Posee un amplio portafolio de cervezas nacionales donde destacan, entre otras, Mahou Cinco Estrellas, San Miguel Especial, Alhambra Reserva 1925 o productos pioneros en su categoría, como San Miguel 0,0% y San Miguel ECO. También tiene una amplia gama de cervezas internacionales fruto de acuerdos con partners como Carlsberg y Warsteiner.

P: En el 2015 se han cumplido 125 años del nacimiento de Mahou. ¿Qué ha supuesto este aniversario para la compañía?

R: Por encima de los grandes datos, Mahou San Miguel es una compañía familiar que está orgullosa de formar parte de la vida de sus consumidores a lo largo de los años y de crear un vínculo emocional con ellos.

Por ello, y con motivo de su 125 aniversario, nuestra compañía ha celebrado este momento tan importante de nuestra historia compartiendo esta celebración con todos los ciudadanos, a través de distintas iniciativas. Por ejemplo, durante cinco meses hemos abierto el Espacio 125 en la Sala de las Bóvedas del Centro Cultural Conde Duque. En sus más de 500 m2 de exposición, 8 salas con contenidos interactivos, y un programa en constante renovación, hemos repasado las historias compartidas que los ciudadanos han vivido en torno a una cerveza a través de un contenido divulgativo, integrador y experimental. Todo ello, para conformar un lugar en el que el visitante ha sido la pieza fundamental para la activación de estas experiencias, que hablan de un pasado, un presente y un futuro juntos.

Otro de los proyectos destacados ha sido el espectáculo “Juntos 125 años más”. El show ha sido desarrollado por la agrupación teatral del momento, Yllana, y ha recreado la historia de Mahou San Miguel a través de cinco espacios interpretativos.

P: Para conmemorar esta cita tan importante se han multiplicado durante todo el año las iniciativas, propuestas y eventos de todo tipo. ¿Cuál ha sido o va a ser el momento más especial relacionado con Madrid?

R: 2015 ha sido un año lleno de momentos especiales. Si tuviera que destacar uno de ellos, me quedaría con los reconocimientos que ha recibido nuestra compañía por nuestra aportación a la sociedad.

En primer lugar, ha ingresado en la Real Orden del Mérito Deportivo, en la categoría de Placa de Oro, una distinción que ha concedido el Consejo Superior de Deporte en la que se reconoce la larga trayectoria de apoyo y colaboración que hemos mantenido con deportistas, equipos y campeonatos en distintas disciplinas.

Además, la Comunidad de Madrid nos ha concedido la mayor distinción del Gobierno Regional, la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, dada la histórica y constante relación de Mahou San Miguel con la capital y su contribución a su desarrollo social, económico y cultural, además de nuestra capacidad para crecer e innovar a lo largo de nuestra historia.

P: El grupo Mahou San Miguel participa como patrocinador en un buen número de acontecimientos culturales, deportivos y de otras índoles ¿Cuáles son las ventajas que puede aportar al sector empresarial este tipo de colaboración con el Ayuntamiento de Madrid/ las administraciones públicas?

R: Las compañías forman parte de la vida social, económica y cultural del país. Por ello, desde Mahou San Miguel queremos acompañar al consumidor en su tiempo de ocio y disfrute, no solo ofreciéndole productos para cada momento de su día a día, sino posibilitando que viva experiencias a través del desarrollo de iniciativas culturales, sociales y deportivas.

Colaboramos para enriquecer la experiencia en nuestro país, apoyando la labor que desarrollan las distintas instituciones artísticas, culturales y educativas, contribuyendo a difundir sus valores y fortaleciendo el desarrollo turístico de las ciudades en las que estamos presentes.

P: Con respecto a vuestra experiencia en este ámbito, ¿Qué escollos sería necesario solventar para intensificar estos espacios de participación?

R: Somos conscientes de que la maquinaria de la administración es lenta y muchas veces se precisa mayor agilidad a la hora de tomar las decisiones respecto a estas actividades. Entendemos los trámites y plazos que establece la Ley de Régimen Local, aunque la dinámica del mercado requiere, a veces, acortar los procesos para responder a las necesidades de las compañías.

P: ¿Crees que el apoyo del sector empresarial impulsa, mejora y favorece las acciones que desde las Administraciones Públicas se llevan a cabo para el beneficio de los ciudadanos?

R: Creemos en el compromiso con la sociedad y contribuimos positivamente a su desarrollo, formando parte de la vida de la ciudad.

Nuestra compañía mantiene una importante relación con el mundo de la cultura a través del mecenazgo de distintos programas e instituciones. Además, también colabora con el mundo del deporte, a través del apoyo que presta a entidades como la Liga de Fútbol Profesional, todos los clubes de fútbol madrileños o la Liga San Miguel de Traineras. Asimismo, colabora con algunos de los clubes de fútbol y baloncesto más importantes del país, para seguir fomentando la práctica deportiva y la actividad física, especialmente entre los jóvenes.

Todo para continuar representando sus principios de solidaridad, compromiso y apoyo a la sociedad.

P: ¿Cuáles son los nuevos retos que acomete el grupo Mahou San Miguel de cara al 2016?

R: Los próximos 125 años serán un camino lleno de retos que Mahou San Miguel afronta gracias a la capacidad de transformación y adaptación que siempre ha demostrado. El objetivo de nuestra compañía es seguir formando parte de los mejores momentos de disfrute de los ciudadanos.

Además, entre los proyectos más destacados que vamos a afrontar durante los próximos meses se encuentra la creación de un nuevo espacio dedicado a la relación de Mahou con la ciudad de Madrid y sus ciudadanos. El antiguo Palacio del Duque del Infantado albergará este espacio innovador y multidisciplinar en torno a la cerveza en el que convivirán tradición e innovación y que permitirá disfrutar a sus visitantes de una experiencia cervecera en múltiples ámbitos. Con él, nuestra compañía pretende, además, contribuir a la oferta de ocio de la ciudad, reforzando su atractivo turístico dentro y fuera de nuestras fronteras.